Historias en Vuelo

Bienvenidos a este blog.

En este espacio no sólo busco compartir aspectos relacionados con mis creaciones o cuanta ocurrencia me venga en gana. De alguna manera, también deseo que se convierta en una especie de diario en el que pueda registrar mis procesos como autor y ponerlos a disposición de quien esté interesado en probarlos como alternativa para su propia obra.

En mis años de formación creía firmemente en la inspiración como un elemento casi mágico que dicta la dirección de aquello que se deseaba contar. Ahora entiendo que la intervención de las musas es un elemento que suma, pero no es ni definitorio ni necesario. El rigor que requiere una obra literaria es lo que la separa de ser más que un mero escape o ejercicio de exploración de quien la escribe para convertirse en un punto de encuentro con los posibles interlocutores, los receptores que podrán encontrar en ella, o no, hilos que comuniquen con su propia experiencia de vida, sus obsesiones, anhelos, miedos.

Mi andar en la literatura ha estado plagado de pequeños tesoros. Cuando me lancé a la aventura de publicar por mi cuenta “Benny Souchiate” jamás me imaginé que la existencia física del libro no era ni por asomo el último paso. Vendrían después las presentaciones en las que se me ha conferido el honor de compartir mis historias e interactuar de manera directa con mis lectores. El avión de papel que Benny persigue a lo largo de la narración logra escaparse de las páginas y se presenta ante nosotros tentándonos a seguirlo también.

La dramaturgia, por su parte, ha sido un ámbito que me ha permitido explorar numerosas posibilidades; de algunas experiencias he salido airoso, otras me han dejado un mal sabor de boca. Sin embargo, sigue resultándome algo así como un patio de juegos en el que puedo divertirme a mis anchas.

La escritura es para mí una actividad que encierra un enorme gozo a través de una buena dosis de sufrimiento. Gozo porque siempre es reconfortante suprimir la vida cotidiana para sumergirnos en nuestros propios mundos. Sufrimiento porque aun aquella temática que suponemos superficial es un trozo de vida que debemos arrancarnos. Nuestra escritura habla de nosotros mismos con la elocuencia que en muchas ocasiones no nos permitimos.

Pongo a su disposición estas historias en vuelo.