Evento Nexus # 2: Bodegones

Evento Nexus # 2: BODEGONES.

1986: Entusiasmado por el Mundial de Fútbol, les ruego a mis papás que me metan a un equipo infantil. Tengo muchas ganas, pero poca habilidad, así que me la paso en el área de banca. Es justo ahí donde me encuentro tirado un billete de la Lotería Nacional con un diseño basado en la obra de Diego Rivera. Seguro imaginarán que ese era el boleto ganador del Premio Mayor, pero no. No saca ni reintegro. Sin embargo, esa ilustración me inspira para entrar en clases de pintura, ya que el deporte claramente no era lo mío.

Empiezo mis clases de arte con el mismo entusiasmo que le imprimí al fútbol, pero con la misma falta de talento. Mis bodegones de frutas, según mis maestros, exploraban involuntariamente el dadaísmo. A los catorce años, convencido de que jamás sería un artista de renombre, decido alejarme de la pintura, pero no de los bodegones ni de las frutas. Entro a trabajar al mercado de abastos. Con los años, voy ascendiendo hasta tener mi propia bodega de frutas que hoy por hoy es un negocio jugoso (porque también vendemos jugos). En mi oficina está colgada mi primera pintura, en la que aparece un balón de futbol dorado que más bien parece un durazno…

Línea de tiempo en proceso…